lunes, 29 de junio de 2009


Hay cosas que no son para percibirse. Esta es una de ellas. Tengo algo para decir y no sé cómo he de decirla. Mucho de lo que hoy se persigue, puede ser, por eso, incomprensible. ¿O, lo que sea incomprensible no es para percibirse?

No es por falta de claridad. Seré muy claro. Yo percibo poco de lo que tengo para decir. Pero lo siento mucho lo que tengo que decir. Lo que quiero es hacer el elogio del amor puro. Me parece que ya nadie se enamora de verdad. Ya nadie quiere vivir un amor imposible. Ya nadie acepta amar sin una razón.

Hoy las personas se enamoran por una cuestión de práctica, por efecto, porque son compañeros y están allí mismo al lado, por conveniencias económicas, por soledad, porque se dan bien y no se, chatean mucho, porque tiene sentido, porque es más barato, a causa de la casa, a causa de la cama, a causa de las cuentas y de las pizzas y de las cuentas de la lavandería. Hoy día las personas hacen contratos pre-nupciales, discuten todo de antemano, hacen planes y a la mínima objeción, desafío, obstáculo o barrera, entran inmediatamente en, ¿¿Diálogo?? El amor pasó a ser pasible de ser combinado. Los amantes se hicieron socios. Se reúnen, discuten problemas, toman decisiones. El amor se transformó en una variante psicosocial , socioeconómica, bio-ecológica de camaradería, etc., etc. La pasión, que debía ser desmedida, es en la medida de lo posible.

El amor se hizo una cuestión práctica. El resultado es que las personas, en vez de enamorarse de verdad, quedan prácticamente apasionadas. Yo quiero hacer el elogio del amor puro, del amor ciego, del amor estúpido, del amor enfermo, del único amor verdadero que hay, estoy harto de conversaciones, harto de comprensiones, harto de conveniencias de servicio. Nunca vi novios tan embrutecidos, tan cobardes y tan comodistas como los de hoy. Incapaces de un gesto ancho, de correr un riesgo, de un rasgo de osadía, son una raza de telefoneros y capangas de cantinas, seres del tá bien, todo bien, tomadores de cervezas, incapaces de compromisos, vanidosos, borrachos, matadores del romance, romanticidas. ¿Ya nadie se enamora? ¿Ya nadie acepta la pasión pura, la saludable y sin fin, la tristeza, el desequilibrio, el miedo, el coste, el amor, la enfermedad que es como un cáncer a comernos el corazón y que nos canta en el pecho a la vez? El amor es una cosa, la vida es otra. El Amor… no es para ser una ayudita. No. Amor es… para ser el alivio, el reposo, el intervalo, la palmadita en la espalda, la pausa que refresca, el pronto auxilio de la tortuosa carretera de la vida, el refugio donde encontrar el sentido a la vida sentimental. Odio esta manía contemporánea por comidas rápidas y descanso. Odio las nuevas parejas. Para dondequiera que se mire, solo se ve una danza de sexo implícito, parejas que creen que en ese acto se encontrara la frecuencia tan buscada de dos corazones al latir, frecuencia al unísono que solo consigue el verdadero amor. No. Ya no se ve romance, caricias, abrazos, flores, esa mirada tierna que solo la comprensión y la convicción de que la persona a la que tenemos tomada de la mano, es la persona a la cual jamás quisiéramos lastimar y la que jamás nos lastimaría y la que por tan recios soplen los vientos de la vida, ella seria nuestro refugio. El amor cerró la tienda. Fue traspasada al personal de las pantuflas y de las serenidades. Amor es… esa belleza, Amor es… ese peligro. ¿O nuestro amor no es para comprendernos, no es para ayudarnos, no es para hacernos felices? Tanto puede como no puede. Es igual. Es una cuestión de azar. ¿O nuestro amor no es para amarnos, para llevarnos de repente al cielo? El amor es una cosa, la vida es otra. La vida a veces mata el amor. La vida es una convivencia asesina. El amor puro no es un medio, no es un fin, no es un principio, no es un destino. El amor puro es una condición. Tiene tanto que ver con la vida de cada uno como el clima. El amor no se percibe. No es para percibir. El amor es un estado de quien se siente. El amor es nuestra alma. Es nuestra alma a desatar. Amor es… la verdad. Por eso es por lo que la ilusión es necesaria, la ilusión es bonita, no hace mal. El amor es una cosa, la vida es otra. La realidad te puede matar, el amor te puede salvar. El amor es más bonito que la vida, el amor nunca muere. En un momento, en un mirar, el corazón se atrapa para siempre, se ama a alguien, por muy lejos, por muy difícil, por muy desesperadamente, el corazón guarda lo que se nos escapa de las manos. Y durante el día y durante la vida, cuando no está ya quién se ama, y no es ella quien nos acompaña, es nuestro amor, el amor que ese ser despertó, que se halla en nosotros. El Amor no es para percibir, Amor es… para sentir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu colaboración.

REFLEXIONES

En este espacio solo quiero que
intercambiemos,todo aquello que sale del corazon,esos sentimientos que a veces
nos tiene confundidos pero que son en definitiva los que nos hacen sentir
vivos,queremos ser felices y amar corremos tras eso la vida entera,y muchas
veces no nos detenemos a ver que el amor esta en nosotros y nos envuelve solo
tenemos que compartirlo.
Desde esta pàgina tu puedes mandar flores,aprender a redactar una carta a decorarla con un sobre bonito.Y tambien poner tu opiniòn sobre el tema que te guste.

www.egamfer.ws


En este corazón hay lugar para tu propaganda


RIMA LXXVII



Es un sueño la vida,
pero un sueño febril que dura un punto;
Cuando de él se despierta,
se ve que todo es vanidad y humo...
¡Ojalá fuera un sueño
muy largo y muy profundo,
un sueño que durara hasta la muerte!...
Yo soñaría con mi amor y el tuyo.

Becquer.

De por qué te estoy queriendo no me pidas la razón
Pues yo mismo no me entiendo con mi propio corazón
Al llegar la madrugada, mi canción desesperada
Te dará la explicación.

Te quiero vida mía, te quiero noche y día
No he querido nunca así
Te quiero con ternura, con miedo, con locura
Solo vivo para ti.

Yo te seré siempre fiel pues para mi quiero en flor
Ese clavel de tu piel y de tu amor.

Mi voz igual que un niño te pide con cariño
Ven a mi abrázame
Porque te quiero
Te quiero, te quiero
Te quiero, te quiero, te quiero
Y hasta el fin te querré

Te quiero con ternura, con miedo, con locura
Solo vivo para ti.

Yo te seré siempre fiel pues para mi quiero en flor
Ese clavel de tu piel y de tu amor.

Mi voz igual que un niño te pide con cariño
Ven a mi abrázame
Porque te quiero
Te quiero, te quiero
Te quiero, te quiero, te quiero
Y hasta el fin te querré

Lalalalalalala lalalalalalalalala

Y hasta el fin te querré.

ACTITUD ECONOMICA

Informate

tus visitas

VIVIR EL HOY


Hay que vivir la vida,

mientras estamos vivos...

Si tienes que hacer algo hoy,

hazlo ahora...

No lo dejes para mañana...

Puede que no tengas el "mañana"...

Siempre vivir con amor…

Con amor en el corazón,

siempre tendremos la sensación

de cariño y amistad,

y asi, la felicidad...

Con besos cariñosos,

los momentos quedan deliciosos…

Son los besos de la Primavera,

y los sentimos en el corazón,

dándonos toda la emoción

de momentos de amor,

vividos con mucho ardor...

Asi es la vida para los sabem amar,

los que saben vivir con amor…

Marcial Salaverry

Colaboracion de Lidia Macri.

Ten siempre presente que la piel se arruga, que el cabello se pone blanco, que los dias se convierten en años, pero lo mas importante no cambia:
Tu Fuerza interior y tus convicciones no tienen edad.
(Madre Teresa de Calcuta)

Te Quiero con Ternura, con Miedo con Locura....

Se ha producido un error en este gadget.

Frases de día.


"Rara vez se presentan grandes oportunidades de ayudar a otros, pero las pequeñas nos rodean todos los días."


"Te amo para amarte y no para ser amado, puesto que nada me place tanto como verte feliz"

Contactanos

Nombre: E-Mailamores : Mensajeamores:

Amor en todos los idiomas

Dedicamos tiempo a este blog,quieres colaborar

Codigos Botones Donaciones Paypal:

Mes de la Nostalgia

Na


Una flor para Catalina

Amor, hoy he leído el título de un libro que me ha echo recordarte tanto, siendo casi una niña te conocí y desde allí cada 25 de noviembre me llegaba un enorme ramo de gladiolos de un hermoso tono que se confundía entre un color naranja y un rosa.
Había en casa un alto jarrón al lado del piano y allí las colocaba. Era la admiración de todos los que venían a saludarme por mi cumpleaños.
Luego la austeridad sucedió a la bonanza. No llegaron mas lo hermosos galdiolos, pero si tu te levantabas temprano y de nuestro jardín traías una flor que colocabas sobre mi almohada diciéndome una flor para otra flor junto al beso de mi cumpleaños.Tu te has ido para siempre hace ya muchos años y al leer el título del libro lloré, me hizo evocar todo lo que he escrito, no se si aquel enorme ramo de gladiolos tenían la ternura de aquella flor que dejabas sobre mi almohada que hace muchos años esta vacía cada 25 de noviembre.
Gladys Murissich
www.egamfer.ws